En octubre sí hay milagros

13 10 2009

argentina_0 ¡Qué duda cabe que el Perú es un país lleno de soñadores!. Tenemos una historia llena de héroes, santos, batallas, tradiciones, supersticiones, iglesias, fútbol  y básicamente mucha esperanza que nace de la certeza de que de alguna forma las cosas serían diferentes hoy si hubiéramos tenido más suerte ayer. El Otro de la historia no se nos ofrece precisamente como nuestro favorito, sino por el contrario, como un vil opresor al que hay que hacer desaparecer.

A los peruanos nos gusta pensar que somos creativos, que podemos tejer un mundo donde finalmente somos más y mejores que los otros. Allí entra a tallar el famoso “ingenio criollo” que no es más que la técnica vital que aspira lograr hacer mucho con poco, porque de antemano sabemos que nuestras condiciones normales son precarias, que lo que nos toca no es suficiente.

Y sí, es una característica de lo criollo la pretensión de “sacarle la vuelta” a la Ley, al Otro. Tener calle, aprovechar los descuidos ajenos, finalmente es la muestra externa de un deseo de compensar el calvario de la falta que está presente de antemano ante la perspectiva de una un bien hacer que se significa como castrante.

Entonces tenemos una cultura ambivalente, hablando de forma general. Vivimos la fantasía de lo que debería ser por un lado, quejándonos de todo lo que no marcha, pero contribuimos sin descanso a que eso que aparentemente nos hace rabiar hasta la desesperación se mantenga tan sólido como siempre. Decimos una cosa y hacemos lo contrario. Sólo hace falta notar la equivalencia entre “creatividad” e “informalidad”. Digamos que “se sufre porque se goza”.

6:57 p.m. del 10 de octubre y el cabezazo casi invisible del charapa Rengifo materializaba la fantasía de los peruanos: se saciaba esa necedad de esperar que lo mágico acuda en nuestro rescate. Finalmente algo había ocurrido y nuestro eterno proletariado futbolístico se desvaneció de repente para pasar a ser durante un sólo minuto, el bálsamo social que todos necesitábamos, una luz que nos decía que sí se puede, de verdad. Pero ocurre fatídicamente que poco sabemos hacer cuando las cosas son de verdad.

La posterior derrota, con gol en fuera de juego, ha reforzado como pocas cosas el fantasma histórico de la eterna pérdida y ese impulso cínico criollo a gozar a más no poder de lo que el Otro nos “roba”. Excusa suficiente para regodearse en el “casi” futbolero que alimenta los diarios deportivos en sus momentos de mayor gloria y que puede caracterizar una suerte de síntoma nacional.

La balanza se decanta, no sin razón siempre para el mismo lado. Milagro de octubre de San Palermo que desató nuevamente el goce nacional.

Anuncios

Acciones

Information

3 responses

13 10 2009
Richard

De acuerdo. Vivimos en un pais eminentemente “futbolero” alimentado por un grupo de pseudo periodistas (sobre todo la prensa escrita, donde hay mayor impunidad)

Pero como nadie obliga a nadie, son los consumidores de esa información los que viven patológicamente con la esperanza de salir del fondo de charco, aunque la bota del otro los hunda cada vez más, tomado como herida de guerra o “victoria moral”

13 10 2009
Eduardo Álvarez

Cómo será que gozamos de lo que nos “roban” que los análisis supuestamente expertos se centran en las jugadas polémicas y el gol en offside. Realmente ese periodismo (no me animaría a llamarlo pseudo pues se rige por los mismos principios del Amo mercado), especialmente escrito, es una lacra, bandera de lo informal.

Nos pasamos la mano, de allí que hasta Eddie Fleischmann, que es un tipo de otro lote, hable de “una dignísima actuación nacional”, cuando no vi al arquero argentino todo el primer tiempo y la selección se enfrentaba a la peor Argentina que vimos jamás: fácil decir que tuvieron suerte, y que los hicimos sufrir para olvidar que no fuimos capaces de ganar a un equipo pésimo sin dirección técnica.

Anestesia, que le dicen: “¡Chorri, deja de correr, che!”.

30 10 2009
MARIELA GARCIA

DE ACUERDO CONTIGO EDUARDO, VI EL PARTIDO DESDE MEXICO Y SIEMPRE NOS QUEDA LA PENA DE JUGAR COMO NUNCA Y PERDER COMO SIEMPRE……

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: