Top 10 de cojudeces modernas

18 03 2010

Por cierta extraña particularidad me doy cuenta inmediatamente de algunos de los menesteres más idiotas y haciendo un ejercicio de buen humor repaso los que creo más saltantes, de esos que por una cuestión meramente temporal no entran en la famosa escala de Vivansky y Lobinsky que anota el gran Sofocleto en su libro “Los Cojudos”. Y es que esto de la era de la información tiene cosas buenas también.

  1. Tener un blog.- Complejo de fiscalizador y escritorzuelo que le da al dueño del sitio unas inocultables ínfulas de importancia intelectual culturizadora. Claro, hasta que se da cuenta de que no lo leen ni los familiares y en el remoto caso de que así lo hicieran, se pedorrean olímpicamente, como toda la sociedad, en las opiniones ilustradas del nuevo cojudo. El caso se puede agravar si se le ocurre escribir acerca de su propio trabajo, lo cual desembocaría irremediablemente en que no sólo habría un cojudo más en este valle de lágrimas sino también un nuevo profesional en el antiguo arte de patear latas con efecto.
  2. Conseguir pareja extranjera por Internet.- Caso agudo de resignación ante la impotencia social acompañado de una profunda despersonalización que lleva al sujeto a creer que el otro le manda fotos reales cuando él manda las de algún amigo medianamente normal. Lo más dramático de este caso es que el cojudo en ciernes termina por realmente enamorarse y creerse eso del viaje al extranjero –que por cierto siempre paga-, hasta que, luego de la terrible decepción, abandonado y solo, se da cuenta que está fregando platos en un rincón de la Conchinchina en el mejor de los casos o que simplemente el supuesto amante necesitaba ama de llaves y llega a la conclusión de que le han metido el dedo hasta el fondo. Para este tipo de cojudez no hay remedio, porque las estadísticas demuestran que quien lo hizo una vez, indefectiblemente lo volverá a hacer.
  3. Ser fanático de un grupo koreano.- Es bien sabido que no hay nada que anestesie más la corteza cerebral y el lóbulo prefrontal que unas horas de exposición a esa seguidilla frenética de sonidos ininteligibles. Estos cojudos son especialmente peligrosos, porque acaban por contagiar su afición a toda la familia, que hasta llega a llevarlos con orgullo a la televisión, con la esperanza de que las imágenes de las coreografías que con tanto esfuerzo lograron copiar lleguen a Korea, lo cual es una reverenda cojudez habiendo hoy métodos más efectivos de demostrar que a ellos no les importa un carajo lo que ocurre en esta parte del mundo.
  4. Ser un experto en videojuegos.- Regresión mental por terremoto sensorio motriz infantil, que ha dejado fijado al individuo a la sobreexcitación de los sentidos en la realidad virtual a la que ahora es ferozmente adicto. Este tipo de cojudos son consumidores perfectos, pues compran siempre en original y suelen arrasar con lo nuevo que haya aunque no les guste, pues hay que tenerlo todo. Y lo tienen claro, porque en su mundo no existen las cosas realmente importantes, como las mujeres o el trabajo.
  5. Jugar Farmville.- Acojudamiento virtual económico por inmersión en la lógica interminable de acumulación feudal-gamonalesca con inversión repentina del sueño que termina en gran cantidad de casos postrando para siempre al cojudo de marras frente al computador durante la noche, en que se vuelve adicto a comprar cachivaches como chanchitos u ovejitas, cuando después de su despido por quedarse dormido en la oficina no tendrá ni para imprimir un nuevo currículo. Un claro caso de cojudez “de la noche a la mañana”.
  6. Creer que el mundo se va a acabar.- Quinta esencia de la cojudez elemental por traumatismo social-religioso con variaciones new age, que lleva al sujeto al dilema ontológico de prepararse espiritualmente para dicho suceso o dilapidar sus pocos ahorros viviendo como un rey. Cualquiera sea la respuesta está perdido, pues al llegar la fecha predicha y no pasar nada, o se verá rodeado de los hare krishnas que le lavaron el cerebro y desde luego propondrán nuevas fechas hasta el infinito, o si se dedicó al derroche, lo único que le espera es la más miserable de las bancarrotas.
  7. Buscar trabajo por Internet.- Una de las formas clásicas de la cojudez actual por degradación profesional y reducción volitiva, por no ser capaz de entregar personalmente un papelucho, que terminan en la convicción aplastante de que los 84 currículos que se han mandado la semana pasada, con carta de motivación y todo, no han servido para un carajo, y que el gran sueño de ser alguien en la vida sólo dura hasta que se termina la universidad.
  8. Trabajar bajo presión.- Devastación del orgullo por aplastamiento capitalista que desarrolla un acojudamiento cotidiano y estado de resignación cada vez más profundo, pues la personalidad termina anquilosada ante la inminencia del carajo vertical y fulminante, venido del jefe primordialmente aunque luego la costumbre se generalice alegremente en toda la oficina, donde el fatigado cojudo llegará automáticamente a responder ante los insultos, de manera que termina sirviéndole el café hasta al portero.
  9. Usar Twitter.- No hay instrumento de la modernidad que tenga tanta fama de fabricar cojudos como el Twitter, que es el simplemente sitio donde se reúnen quienes no saben diferenciar el tiempo libre del útil. Uno sabrá que se está hablando de un cojudo de siete suelas cuando se le sorprenda furtivamente reportando ante su legión de 4 o 5 seguidores cosas como la temperatura de la sopa del menú de la esquina de la oficina o el tráfico camino a casa, lo cual es una estupidez olímpica siendo que vivimos en Lima y siempre estamos en hora punta.
  10.  No tener correo electrónico.- Absurdo romanticismo pasotesco propio de cojudos altamente rankeados que suele acompañarse por un embrutecimiento informático, pues ya no es sólo no querer tener cómo mantenerse en contacto con los demás –por este delirio paranoide de querer estar siempre inubicable, como si eso le diera misterio al asunto-, sino que se desarrolla una ominosa incapacidad para hacerlo llegado el momento, que casi siempre es cuando tiene que hacer algo útil de su existencia y se da cuenta que ha sido un perfecto imbécil toda la vida.

Debo aceptar con hidalguía que soy partícipe de algunas de estas costumbres, lo cual no menoscaba la validez de esta lista, todo lo contrario, enaltece la dimensión de la cojudez con conocimiento de causa, que sin ser virtud, finalmente es atenuante.

Anuncios

Acciones

Information

3 responses

26 03 2010
Pablo

Nadie se salva. Muy buena! Me llama la atención la numero 7, hábito que puede ser positivo cuando es solo una mas de tus estrategias de búsqueda, pero que se convierte en una debilidad casi cojuda cuando tienes la esperanza, en mas de un 90%, que conseguirás una entrevista o un empleo solo utilizando ese método; claro que sí se puede al fin y al cabo, pero en largos periodos de tiempo que finalmente la hacen poco efectiva. Con conocimiento de causa.

21 04 2010
Ricardo

Es increíble ver como cuando uno habla de cojudez, todos se sienten una autoridad al respecto. Y como no pensarlo, si finalmente todos cojudeamos y somos cojudeados inmisericordemente, casi como si hubieramos nacido predispuestos para dominar este tipo de interacción!

Yo por mi parte estoy convencido que el Perú es el país del cojudeo. Es por eso y muchas otras cosas mas que me da gusto vivir en el extranjero 😀

22 09 2010
Conejo

Hola, en el comentario lineas arriba tenemos el ejemplo perfecto del cojudo que se fue del pais del cojudeo creyendo convertirse asi en un ente incojudeable(si es que el termino existe por supuesto), me parece que seria interesante agregarlo al top ten de las cojudeces modernas como una especie de mencion honrosa, quedo a la espera de sus comentarios.Saludos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: