Para el álbum de frases de fiesta…

20 04 2010

 

“Iré vestido como si tuviera plata. Eso siempre funciona”.

Rodrigo Sarmiento, confiado en su saber empírico sobre la mujer.

 

“Dejemos las latas de chela que trajimos a la fiesta en la refrigeradora, y tomémonos el whisky”

Samir Ziane, que parece saberse bien el principio del costo-beneficio.

 

“¡Qué tal diarrea, varón!, me echo un pedo y sale un Monet”.

Renzo Novoa, finísimo como siempre.

 

“De no ser por nosotras, quizás nunca hubieras tomado Jägger…”

Estefi Erenfryd, una de las que posee el dudoso mérito de haberme iniciado en la terrible actividad de la intoxicación por Jägermeister, que no le deseo a nadie.

Anuncios




Para el álbum de frases…

5 04 2010

 

“Renato Andrade no mendiga”

Renato Andrade, que quien sabe qué encanto le encuentre a fanfarronear en tercera persona.

 

“Eso de coleccionar memorias está bueno para las abuelas y los desempleados”

Rodrigo Sarmiento, harto de ser citado en este álbum.

 

“Lo malo de tomar tanto es que te quita años de vida; lo bueno es que te quita los últimos”.

Renzo Novoa, antes de gatear hasta su vaso.

 

“Mi partido no tiene nada de nazi, neonazi ni antijudío. Le pido disculpas públicas a la comunidad judía y niego totalmente algún antijudaísmo”.

Ricardo de Spirito Balbuena, el “Adolfo Hitler tacneño”.





Para la galería de imágenes…

12 03 2010

IMG_0801Realmente no me puedo imaginar…

 

IMG_0807 A eso llamo yo “llevar los pantalones bien puestos”.

 

IMG_0803 Si el baño de ese cebichero está malogrado, no quiero ni entrar a su cocina, que está al lado.

 

IMG_0810 

Camote, rendido por un arduo día de gemidos y demandas de amor.





Para el álbum de frases

22 04 2009

“Tenía tantos granos que si se apretaba la cara le salía un plátano por la boca”

José Miguel Ríos, refiriéndose a una infortunada compañera sanmarquina víctima de un acné contumaz.

“Gladys, no es por miedo pero la comida está muy rica”

Mi abuelo y su gran instinto de supervivencia.

“No tienes pelos en la lengua, y muy pronto tampoco los tendrás en la cabeza”

Renzo Novoa, haciendo escarnio de mi prematuro y ya no tan incipiente calvario.